Press "Enter" to skip to content

CPS Issues New Comprehensive Proposal to Reach Agreement and CTU Directs Staff to Remain Home / CPS emite una nueva propuesta integral para llegar a un acuerdo y el CTU ordena al personal que se quede en casa

 

Estimadas familias:
Ayer por la tarde, la directiva del Sindicato de Maestros de Chicago (Chicago Teachers Union, CTU) notificó a sus miembros que a partir de mañana, miércoles 27 de enero pedirán a los maestros de prekínder (pre-k) y cluster (de educación especial), quienes han estado impartiendo clases presenciales de manera segura a comienzos de enero, que se queden en casa. Como resultado, el distrito no tiene más remedio que pedirles a los padres que mantengan a sus hijos en casa mañana. Durante las últimas tres semanas, miles de estudiantes de CPS han estado aprendiendo de manera segura en el aula, y dicha medida del sindicato les impedirá obtener el apoyo escolar que sus padres necesitaban y eligieron.
Aunque estamos muy preocupados por nuestros estudiantes más jóvenes y necesitados, que repentinamente perdieron una opción segura de aprendizaje presencial, seguimos haciendo todo lo posible para alcanzar un acuerdo que aborde las prioridades del sindicato y que proporcione a las familias una solución necesaria. Para lograrlo, CPS les proporcionó hoy a los líderes del sindicato una nueva propuesta integral, que aborda la mayoría de sus preocupaciones restantes y que se basa en el progreso realizado en las discusiones anteriores. Estas mejoras, que se enumeran a continuación, garantizarán los entornos de aprendizaje más seguros posibles, y creemos que las mismas pueden servir como base para un acuerdo. 
  • Aumento de pruebas de vigilancia de COVID-19 para los estudiantes y el personal: Para seguir expandiendo el programa de pruebas de vigilancia, que CPS lanzó cuando los maestros de pre-k y cluster regresaron a las escuelas a principios de este mes, el distrito duplicará la frecuencia de las pruebas para todo el personal escolar y les ofrecerá las mismas a los estudiantes. Bajo esta nueva propuesta, el 50 por ciento del personal escolar obtendrá pruebas cada semana; y el 25 por ciento de los estudiantes, que asisten a escuelas en los 10 códigos postales con las tasas más altas de positividad, también tendrán la opción de obtenerlas cada semana.
  • Priorización de vacunas para las comunidades más afectadas: La semana pasada, el distrito lanzó su marco de vacunación, que se utilizará cuando el distrito comience a recibir las dosis de la vacuna contra el COVID-19 en las próximas semanas. Bajo la nueva propuesta, CPS le dará prioridad al personal que se presenta a trabajar en escuelas de áreas con las tasas más altas de positividad. 
  • Aumento de acomodaciones para trabajar desde casa: Actualmente el distrito está brindando acomodaciones a todos los maestros y el personal de apoyo, que tienen condiciones médicas de alto riesgo al COVID-19 o que son los principales cuidadores de familiares que tienen un mayor riesgo de enfermedad; y seguirá proporcionando tantas acomodaciones adicionales como sea posible. Para lograrlo, la nueva oferta del distrito detalla una serie de estrategias para que las escuelas puedan aumentar los niveles de acomodación y contar con el personal necesario, y así garantizar un entorno seguro a todos los estudiantes mientras reciben una educación de alta calidad.
  • Medidas para suspender las clases presenciales según sea necesario: Si bien el distrito ha estado utilizando criterios consistentes para determinar cuándo un equipo de aula necesita ser puesto en cuarentena, la nueva propuesta establece una guía clara tanto para la cuarentena de grupos individuales como para la suspensión de clases presenciales a nivel de la escuela como del distrito. Para prevenir la propagación del COVID-19, una escuela volverá a las clases virtuales durante 14 días si los funcionarios de salud pública establecen que la transmisión se produjo en tres equipos separados, y que el rastreo de contactos no puede atribuirlo a un incidente aislado. Se permite suspender el aprendizaje presencial si la tasa de positividad de las pruebas de vigilancia en el distrito alcanza el tres por ciento. Si este es el caso, un comité de vigilancia entre CPS y CTU hará una recomendación a la directora ejecutiva y al presidente del sindicato, para determinar si todos los estudiantes deben volver a las clases virtuales durante un período de tiempo.
  • Comités de salud y seguridad: El distrito y el CTU han aceptado los términos clave de un acuerdo para garantizar que los miembros del sindicato y otro personal escolar puedan promover entornos de aprendizaje seguros. El distrito establecerá comités de salud y seguridad, a nivel del distrito y de la escuela, que garantizarán la implementación de los protocolos y las medidas de mitigación de forma adecuada y constante. 
Estamos plenamente comprometidos a llegar a un acuerdo lo antes posible, pero lo cierto es que hace tiempo hemos concordado con el CTU sobre los elementos centrales de nuestro plan. Nos hemos reunido más de 60 veces para discutir de manera exhaustiva sobre estos temas. De hecho, estos elementos clave, que garantizan la salud y la seguridad de todos, se han fijado desde hace semanas. Entre ellos incluyen:
  • Protocolos de salud y seguridad: La salud y la seguridad de todos nuestros miembros escolares son nuestras mayores prioridades, por lo que hemos trabajado con el Departamento de Salud Pública de Chicago para que nuestro plan siga y supere las recomendaciones para operar con seguridad durante la pandemia. Las mitigaciones clave exigen: las evaluaciones médicas, la toma de temperatura, el acceso a desinfectante para manos y toallitas desinfectantes, las cubiertas facial, los equipos de protección personal (PPE), los protocolos regulares de limpieza y desinfección y el distanciamiento social. 
  • Ventilación: Además de seguir las principales recomendaciones de los Centros para el Control de Enfermedades para prevenir la propagación del COVID-19, el distrito ha emprendido un amplio esfuerzo para garantizar que todas las aulas utilizadas este año estén ventiladas adecuadamente. Los especialistas en medio ambiente, tanto independientes como certificados por el estado, han inspeccionado la calidad del aire interior de todas las escuelas; y los ingenieros también han evaluado la ventilación en todas las aulas. Para proporcionar protección adicional, el distrito ha adquirido 27,000 purificadores de aire HEPA para todas las aulas y los espacios de oficina. Las familias pueden leer las evaluaciones de la calidad del aire de su escuela en cps.edu/airquality.
  • Rastreo de contactos: Para prevenir la propagación, el distrito ha establecido un equipo de rastreo de contactos de 10 personas, que investiga todos los casos conocidos de COVID en las escuelas. Al trabajar en estrecha coordinación con el Departamento de Salud Pública de Chicago, el equipo envía notificaciones de manera oportuna a todos los contactos cercanos y las comunidades escolares.
Nuestras discusiones con el CTU continúan abordando temas importantes, incluyendo la comprensible duda y ansiedad de los maestros y el personal. La directiva del sindicato, desafortunadamente, sigue exigiendo demandas que simplemente no cumplen con la guía de salud pública local, estatal o federal. Entre ellas incluyen vacunar a sus miembros antes que los ancianos, el personal de primeros auxilios, los trabajadores de supermercado y otros empleados escolares, que se han presentado en las escuelas de manera regular desde que comenzó la pandemia, para que se puedan reanudar las clases presenciales. Hemos defendido con éxito que se les dé prioridad a nuestros maestros, pero el suministro de vacunas limitado del gobierno federal está afectando nuestra capacidad de vacunar rápidamente al personal. Por lo tanto, los líderes municipales no pueden dejar de lado las necesidades de los miembros de la comunidad que corren mayor riesgo y que realizaron un trabajo esencial durante el cierre. 
Nuestra máxima prioridad sigue siendo proporcionar de manera segura la educación adecuada a todos los estudiantes — ya sea si desean aprender en el aula o en casa —, y nuestro compromiso con el sindicato sigue en curso para poder llegar a un acuerdo. Sin embargo, tal como están las cosas, la directiva del sindicato ha dejado claro que el personal de pre-k y cluster no se presentarán en la escuela el miércoles. Sin la garantía de que contaremos con suficiente personal docente para las clases presenciales, debemos priorizar la seguridad de los estudiantes, por lo que les pedimos a los padres que mantengan mañana a sus hijos en la casa para las clases remotas. Nos mantenemos comprometidos a llegar a un acuerdo que permita la reanudación de clases presenciales el 1 de febrero para los estudiantes de K-8, y seguiremos manteniéndoles informados a medida que se desarrolle la situación.
Atentamente,
Janice K. Jackson, EdD                LaTanya D. McDade
Directora Ejecutiva                      Directora de Educación
Escuelas Públicas de Chicago        Escuelas Públicas de Chicago 

Comments are closed.